jueves, 2 de marzo de 2017

Código de policía y sus fallas

El día jueves me dirigía hacía la Universidad usando el sistema de transporte público de la ciudad de Bogotá (Transmilenio), mientras espero que llegue el articulado para llegar a mi destino, veo y analizo las nuevas reglas del cogido de policía que pretenden mejorar la convivencia en el sistema.

 A medida que voy leyendo me doy cuenta que la mayoría de estas reglas son simple cultura general y deberían aplicarse sin necesidad del miedo a una multa. Esto me hace pensar en las posibles razones de porque ciudades como Nueva York o Buenos Aires no hay tales tipos de reglas y sin embargo sus sistemas de transporte público funcionan y se ve un respeto por ellos, todos los sistemas tienen sus fallas, claro esta y no estoy intentando decir que Transmilenio sea el único, pero debemos analizar cómo se puede llegar a mejorar el comportamiento de los usuarios dentro del sistema y como empezar a crear una mejor cultura ciudadana que sea bien aplicada en el diario vivir.

 A mi parecer, en Colombia no se necesitan más normas, reglas y leyes de las que ya hay, más bien organismos como la policía deberían poner mano dura y hacer cumplir las actuales. Pero claro, como en Colombia no se respeta a la policía, entonces no hay nadie que cumpla la legislación. Este problema tiene muchos aspectos, no es solo el hecho que el ciudadano no se le dé en gana respetar a las autoridades, esto viene desde mucho más arriba en el poder. A diario vemos como los altos mandatarios irrespetan la ley que ellos mismos crean y velan por su cumplimiento, vemos altos senadores, concejales y demás manejando en estado de alicoramiento, policías corruptos y muchas otras cosas más. Por otra parte, el problema es generalizado pues como dice una famosa frase” la clase alta compra jueces, la media el tránsito y la baja los puestos en la fila”.

 Cuando un niño escucha su papá diciendo una grosería, el niño cree que él también está en la capacidad de hacerlo y lo repite. ¿Asimismo, si las personas encargadas de dirigir un país no respetan sus leyes, Entonces quien lo hará? Ahora, tampoco digo que esto sea una excusa, los colombianos somos los que debemos velar por su bien, amar nuestra ciudad y respetarla. Nosotros somos la base de nuestro país, somos los que podemos construir una mejor sociedad, No debemos esperar a que alguien venga y lo haga, sino tomar la acción en nuestras manos y hacer una mejor Colombia.

 Como dijo Jaime Garzón "Si ustedes los jóvenes no asumen la dirección de este País, nadie va a venir a salvárselos, ¡nadie!". No dejemos que estas palabras se queden en simple emoción de momento, hay que empezar a actuar y esto comienza dentro de cada uno, respetando el semáforo, dejando las sillas azules de Transmilenio, no copiar en exámenes, respetando autoridades (siempre y cuando estén haciendo cumplir las leyes). Si usted cree que estas acciones no harán un mejor país, pues entonces no tiene ni idea en que consiste la sana convivencia de este.